La Chufa, un superalimento con infinitas posibilidades

La Chufa, un superalimento con infinitas posibilidades

Integrarla en nuestra dieta aporta numerosos beneficios para la salud

Al escuchar hablar de la chufa, seguro que nos remitimos a la rica horchata valenciana que, por cierto, cuenta con Denominación de Origen. Pero esta dulce y refrescante bebida no es su única posibilidad de consumo. Actualmente la encontramos como harina, aceite, tostada como snack, mantequilla, crema untable, incluso puede hidratarse para ser parte de rellenos y albóndigas.

Forma parte de la familia de las ciperáceas y es un tubérculo del tamaño de una avellana, con un interior blanco, harinoso y dulce. Los egipcios y los persas la utilizaban como planta medicinal, ya que es rica en minerales como el calcio, magnesio, potasio, sodio, fósforo y zinc, además de vitaminas C, E y ácido fólico.

La chufa, apodada “almendra de tierra”, ha sido catalogada como un superalimento y se acabaron los pretextos para no consumirla. En época de calor podemos beberla y lo más recomendable es consumir una horchata casera, ya que en el proceso de extracción comercial pueden perderse muchas de sus propiedades. Con su harina se pueden elaborar galletas, bizcochos y tortitas. Su aceite sirve para cocinar, aliñar y ha ganado terreno en la industria cosmética.

Las grandes novedades son la mantequilla y la crema untable, pues estas suelen hacerse a partir de oleaginosas y no tubérculos. Por esta razón, podemos hacer y encontrar versiones fortalecidas con pistachos, algarrobo o cacao. Lo mejor es que es compatible con la dieta vegana porque no contiene lácteos ni aceite de palma.

Integrar la chufa a nuestra dieta tendrá un impacto positivo en todo nuestro cuerpo. En nuestro sistema digestivo, por su gran contenido de fibra, el cual regula el tránsito intestinal; por su contenido de grasas saludables reduce riesgos de enfermedades cardiovasculares, mejora la circulación y la presión sanguínea; mejora el sistema inmunológico de niños y adolescentes; contribuye a la recuperación de nutrientes en mujeres en embarazadas y lactantes.

Además, da una sensación de saciedad prolongada, por lo que es un buen aliado al momento de cuidar nuestro peso y gracias a su contenido energético (409kcal/100gr) se recomienda su consumo antes y después de hacer ejercicio ya que contribuye a la pronta recuperación del cuerpo.

Al no tener alergénicos ni estimulantes como la cafeína, la chufa es el alimento ideal para todos.

Fuente: https://www.thegourmetjournal.com/a-fondo/la-chufa-un-superalimento-con-infinitas-posibilidades/