Las cualidades de la horchata que han conquistado a la Agencia Espacial Rusa

Las cualidades de la horchata que han conquistado a la Agencia Espacial Rusa

Con la llegada del calor sofocante, la horchata resurge como el ave fénix y se posiciona entre las bebidas más populares y refrescantes del verano. Un potencial que ha llamado también la atención de Roscosmos.

La chufa es un tubérculo con mucha historia. Según un estudio realizado por la Universidad de Oxford, el primer rastro de este alimento se sitúa al este de África hace más de dos millones de años. Un descubrimiento que después viajó hasta el antiguo Egipto, donde era muy común consumirla siguiendo su receta estrella: la horchata. Esta bebida blanca, dulce y llena de energía cautivó también al Imperio persa y al mundo árabe.

Esto, sumado a la increíble acogida que todavía disfruta en la actualidad, ha llamado la atención de una de las agencias espaciales más importantes del planeta, la Agencia Espacial Federal Rusa (Roscosmos). Desde los años 60 se experimentó con las cualidades de la chufa para crecer en situaciones hostiles, como con mucho calor o gravedad cero (como en el espacio), y el papel que podrían jugan en sistemas de soporte vital para largos viajes espaciales. Los investigadores Ekaterina Shklavtsova, Sofya Ushakova, Valentin Shikhov y Yurii Kudenko, del Instituto de Biofísica de la Academia Rusa de Ciencias (dependiente de la agencia espacial), publicaron un estudio en el que se la considera una buena opción “para los sistemas de soporte vital biorregenerativos a altas temperaturas” presentes en las naves dedicadas a transportar a los humanos por el espacio.

Un superalimento espacial

La horchata de chufa natural no solo ha cautivado a todo un país, que recurre a ella desesperado cuando el calor hace por fin acto de presencia, sino que sus muchas bondades también han convencido a la agencia espacial estadounidense (NASA), que ya la incluye en el exclusivo grupo de los superalimentos. Además, la han catalogado como una bebida biorregenerativa, gracias en parte a su elevada proporción de fosfolípidos, unas grasas sanas que son parte esencial de las membranas celulares.

“La mayoría de enfermedades que nos asolan hoy en día son de tipo celular. Si tus membranas celulares están más fuertes, puedes ayudar a prevenir esas patologías; multitud de estudios internacionales así lo avalan”, recuerdan los responsables de un estudio realizado por diferentes equipos nacionales e internacionales sobre la horchata natural. “El perfil lipídico de la horchata, compuesto entre un 70% a un 80% por ácidos grasos monoinsaturados -grasas sanas- y sobre todo de ácido oleico, unido a los fosfolípidos forman un ‘dream team químico-nutricional’”, añaden.

Bajo esta premisa, la demanda de horchata ha aumentado considerablemente en Europa, América del Norte y Asia, donde su rentabilidad también ha alcanzado cotas insospechadas. “En Estados Unidos un vaso de horchata natural vale hasta 9 dólares y un paquete pequeño de chufas en Japón o Alemania cuesta 8 euros. Y su presencia es infalible en los restaurantes veganos de Londres o Berlín, y en los supermercados ecológicos. Parece que la chufa ha crecido simultáneamente en los cinco continentes del planeta”, aseguran desde la horchatería El Tío Che. Sin embargo, sus propiedades nutricionales no acaban aquí. ¿Qué otros beneficios debemos tener en cuenta?.

Las virtudes de la horchata natural:

· La Asociación de Agricultores achaca este aumento en la demanda al alto contenido de fibra, magnesio, potasio, proteínas de origen vegetal y vitaminas E y C de la horchata natural.

· Se trata, además, de una bebida altamente valorada por los celíacos ya que no incluye ninguna traza de gluten en su composición.

· Por otro lado, “la Facultad de Farmacia de Valencia, la Universidad de Química de Praga y CSIC descubrieron altos índices de biotina o vitamina B7, una estrella de la nutricosmética, es decir, la cosmética aplicada a la nutrición y la belleza de la piel”, señalan desde El Tío Che.

· La horchata de chufa contiene también un aminoácido semiesencial conocido como arginina, que influye en muchos procesos metabólicos del organismo como la síntesis de las proteínas, la liberación de la hormona del crecimiento o la eliminación de las sustancias de desecho, entre otros. Además, es especialmente útil para las personas con alteraciones cardíacas o diabetes, al provocar que las células del cuerpo rechacen menos la insulina.

· “Su composición porcentual en ácidos grasos, muy similar a la del aceite de oliva y bastante parecida a la de frutos secos como la avellana, le proporciona un valor añadido indudable: es útil en la prevención de la hipercolesterolemia, hipertrigliceridemia y arteriosclerosis”, afirman desde el Consejo Regulador de la Denominación de Origen de la Chufa de Valencia.

· Unos beneficios que se extienden hasta el aparato digestivo gracias a su alto contenido en almidón y aminoácidos. “Como eupéptica y facilitadora de la digestión, por su contenido enzimático, evita asimismo el meteorismo –distensión por gas– y la flatulencia”, añaden.

Cuidado con el azúcar

A pesar de todas las propiedades citadas anteriormente, la horchata suele incluir también una gran cantidad de azúcar. Sobre todo, aquella que compramos en el supermercado y que ha superado algún proceso de adaptación antes de su comercialización. “Una bebida de chufa con azúcar añadido aporta al organismo 100 calorías por cada 100 gramos, mientras que si se toma al natural, su aporte calórico baja considerablemente hasta 40 calorías por cada 100 gramos”, advierten desde el blog ‘Bebida de Chufa’.

Por su parte, el dietista y nutricionista Julio Basulto deja en evidencia el talón de Aquiles de la horchata comparando su composición con la de otras bebidas azucaradas. “Mientras que una bebida azucarada con sabor a cola tiene un 10% de azúcar, la horchata contiene una cantidad similar, y hasta un poco superior: 10,5%”, asegura en el blog ‘Consumer’. Unas cifras que se unen al 10% recomendado de energía ingerida a partir del azúcar, que quedaría rebasado con solo dos vasos medianos de horchata. Por ello, el experto aconseja un consumo moderado de esta bebida, pues el exceso de azúcar podría desembocar en un aumento del riesgo de sobrepeso, obesidad o caries dentales.

Fuente: El Confidencial

 

Compartir: